Redefiniendo el aprendizaje presencial y virtual, una entrevista con la CEO de CanopyLAB

Por Yamanda Boukmakh, Head of Partnerships at CanopyLAB and Future of Learning webinar series host.

 


 

¿Cuál es la experiencia de asistir a una universidad física o virtual? ¿Cómo elegimos deliberadamente las herramientas que ayudan a crear la infraestructura digital y la comunidad en la que queremos que nuestros estudiantes formen parte virtualmente? En una época en la que el distanciamiento social está en la boca de todos, ¿El COVID-19 ha hecho posible crear entornos de aprendizaje social en línea más allá de las simples funcionalidades del streaming y el chat? La CEO y cofundadora de CanopyLAB, Sahra-Josephine Hjorth, comparte ejemplos perspicaces de las primeras semanas de COVID-19, aprovechando su experiencia en el mundo académico y construyendo una compañía de tecnología de punta de rápido crecimiento.

 

Las instituciones educativas han dedicado mucho tiempo a averiguar cómo funciona nuestra infraestructura física, pero en realidad no han tenido el privilegio de trabajar en el diseño de su espacio de aprendizaje digital.

∼Sahra-Josephine Hjorth

 

Yamanda: Como experta que ha capacitado a diversas instituciones educativas para que hagan uso de la tecnología educativa mucho antes del cierre de las escuelas durante la actual pandemia, ¿cuáles son los aspectos más valiosos del e-learning?

 

Sahra-Josephine: Si miramos a los últimos 5 años, cuando yo estaba enseñando en la Universidad de Aalborg, las plataformas de aprendizaje no se utilizaban para la enseñanza digital, sino como un depósito de contenidos, una forma de averiguar dónde estaba tu aula y, ocasionalmente, una experiencia de aprendizaje mixto donde la mayor parte del aprendizaje es físico y la otra, digital.

 

El aspecto más valioso es la capacidad de conectar una institución de conocimiento con un individuo que de otra manera no habría podido asistir a esa institución.

 

Hoy en día, vemos más enseñanza digital y hasta algunas universidades ofrecen títulos completos en línea, pero todavía no son la mayoría. Cuando miramos el aprendizaje más allá de la educación formal, vemos muchas plataformas de aprendizaje gratuitas y abiertas donde toda la oferta está en línea, por ejemplo, Coursera o Khan Academy. El aspecto más valioso es la capacidad de conectar una institución de conocimiento con un individuo que de otra manera no habría podido asistir a esa institución.

 

Yamanda: Volviendo al punto sobre la diferencia entre el e-learning como herramienta de enseñanza digital o simplemente un depósito de contenidos, ahora en el 2020 ya podemos hacer videollamadas, enviar mensajes de voz e incluso asistir a conferencias virtuales. Entonces, ¿por qué no ha habido un auge del aprendizaje social en línea y qué podemos aprender sobre el efecto del Covid-19 en las herramientas digitales?

 

Sahra-Josephine: Creo que para ser justos, lo que COVID-19 nos ha mostrado es que los profesores son increíblemente resilientes y adaptables. Sus ambiciones de e-learning y las de sus estudiantes son increíblemente altas, pero lo que vemos en el modelo educativo actual es que los profesores se esfuerzan por encontrar tiempo para hacer su trabajo.

 

En realidad, diría que gran parte de la culpa de que el aprendizaje digital no haya estado a la altura de su potencial hasta ahora es el hecho de que las instituciones educativas no han priorizado traspasar los límites de lo que se puede hacer con las tecnologías de aprendizaje… las instituciones no han destinado un presupuesto para conseguir esos objetivos de EdTech.

 

Yamanda: Hablando de redefinir los espacios de aprendizaje, ¿qué impacto está teniendo el COVID-19 en la oferta de una experiencia universitaria totalmente plena?

 

Sahra-Josephine: Mirando hacia atrás en mi experiencia universitaria, especialmente durante mi licenciatura en los EE.UU., la experiencia estaba emocionalmente unida al campus físico. Desafortunadamente, lo que vamos a ver es la quiebra de muchas universidades americanas de rango medio… El precio de una experiencia universitaria plena es en realidad solo realista en el campus físico, en la que se forman amistades y conexiones para toda la vida. Estas relaciones se forman a menudo en los espacios físicos en los que te encierras con tu grupo de estudio durante los finales, dormir en el suelo, y comer dulces a medianoche. No puedes cobrar eso por una experiencia digital.

 

Al redefinir la experiencia universitaria, ¿cómo podemos asegurarnos de que las necesidades de los estudiantes fuera de la academia, como sus necesidades emocionales y el deseo de formar fuertes conexiones sociales, se satisfagan realmente en un entorno virtual?

 

Necesitamos redefinir completamente lo que es la experiencia universitaria porque no creo que haya una nueva normalidad, al menos no por ahora. No todas las escuelas han tenido prisa por definir una experiencia del campus de manera digital antes de COVID-19 porque eso les obliga a recortar sus precios. Al redefinir la experiencia universitaria, ¿cómo podemos asegurarnos de que las necesidades de los estudiantes fuera de la academia, como sus necesidades emocionales y el deseo de formar fuertes conexiones sociales, se satisfagan realmente en un entorno virtual?

 

Yamanda: ¿Podrías explicar hasta donde la edtech ha llegado con el desarrollo de nuevas herramientas que podrían permitir conexiones virtuales significativas?

 

Sahra-Josephine: Herramientas increíbles como el video chat han existido por años… …hemos tomado esta tecnología por sentado y no la hemos desarrollado más. En realidad, al investigar he visto más ideas innovadoras que las que provienen de Zoom, Meets y Google Hangouts. Dentro de la investigación, vemos conceptos como la forma de medir el nivel de compromiso a través del chat, cómo conectar a la gente con puntos de vista opuestos en parejas… …todo tipo de cosas interesantes están mapeadas, pero nadie está realmente invirtiendo en su desarrollo.

 

En realidad, al investigar he visto más ideas innovadoras que las que provienen de Zoom, Meets y Google Hangouts. Dentro de la investigación, vemos conceptos como la forma de medir el nivel de compromiso a través del chat, cómo conectar a la gente con puntos de vista opuestos en parejas… …todo tipo de cosas interesantes están mapeadas, pero nadie está realmente invirtiendo en su desarrollo.

 

Yamanda: ¿Qué tendencias emergentes del e-learning esperas con más interés? ¡Y siéntete libre de ponerte en plan nerd con los detalles tecnológicos!

 

Sahra-Josephine: En CanopyLAB, nuestras mayores inversiones en Inteligencia Artificial (AI) y Procesamiento del Lenguaje Natural (PNL) han estado muy por el lado de los RR.HH./maestros. Una de las cosas que me entusiasman personalmente es que pronto lanzaremos “Famanda”, término interno para “falso Yamanda”, que es básicamente una versión de IA de ti. Hemos creado un chat de IA basado en ti y en las sesiones de entrenamiento que haces con la gente que va a crear experiencias de aprendizaje digital. Especialmente durante el Covid-19, los profesores se quedan solos y es super importante que invirtamos en estas tecnologías diseñadas para apoyarlos a lo largo de toda su experiencia de creación de cursos, desde el uso de las características de la plataforma hasta el diseño de su currículum digital.

 

Hemos creado un chat de IA basado en ti y en las sesiones de entrenamiento que haces con la gente que va a crear experiencias de aprendizaje digital. Especialmente durante el Covid-19, los profesores se quedan solos y es super importante que invirtamos en estas tecnologías diseñadas para apoyarlos a lo largo de toda su experiencia de creación de cursos, desde el uso de las características de la plataforma hasta el diseño de su currículum digital.

 

Es bastante interesante que la gente realmente quiere ver la encarnación de la IA y no solo un chat tipo IBM Watson donde solo se ve una ventana de chat y el texto aparece línea por línea. Esto se debe a que no se siente personal pues son solo palabras en la pantalla del ordenador. Lo que hemos hecho es crear una representación digital de Yamanda en la que se mueve y se puede hablar con ella a través de burbujas de texto.

 

Yamanda: Sí, estamos súper emocionados de ver cómo el mercado reacciona a eso.¿Algún otro ejemplo de CanopyLAB que te gustaría compartir?

 

Sahra-Josephine: Dentro del campo del aprendizaje adaptativo: la capacidad de curar partes o un curso entero para ajustarse a las necesidades del usuario individual. En CanopyLAB, creemos que al principio de un curso, se podría empujar un examen de diagnóstico para determinar lo que los estudiantes saben y lo que no saben.

 

Algo que hemos estado construyendo y probando internamente es la capacidad de nuestros algoritmos de PNL para leer todos los materiales y autocrear las preguntas… también saber de qué contenido lo tomó. Realmente creo firmemente en la automatización de algunas cosas asociadas con el aprendizaje digital para que tengamos más facilidades.

 

Yamanda: Lo que más me llama la atención son los límites poco claros que están redefiniendo tanto el espacio físico como el digital en el aprendizaje. Sahra-Josephine me dejó pensando en esta brillante pregunta: Si pudieras diseñar el futuro de tu experiencia de aprendizaje digital, ¿cómo sería? ¡El cielo es el límite!

 

Esta conversación fue posible gracias al curso gratuito del LAB llamado Introducción al Futuro del Aprendizaje I: Tendencias Nuevas y Emergentes creado por CanopyLAB.

Mira el el webinar completo .

¿Te sientes inspirado y con ganas de más? Inscríbete en nuestro curso gratuito ahora mismo.

TOP